Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Perro de ganado australiano de cola corta

Historia:
El origen del Australian Stumpy Tail Cattle Dog, o perro de ganado australiano de cola corta, comenzó en la década de 1830, debido a la necesidad de un perro capaz de trabajar con ganado vacuno en el duro entorno australiano. La raza que conocemos hoy es el resultado de muchos años de cría cuidadosa y selectiva por parte de personas con gran dedicación. Tres razas de perros participaron en la formación del Stumpy. En primer lugar, se realizaron cruces entre dingos y una raza inglesa llamada Smithfield (con la cola corta de nacimiento), de la que proceden los genes que continúan presentes en el Perro de ganado de cola corta actual. Más tarde, la descendencia de éstos se cruzó a su vez con el Collie de pelo corto Blue Merle (conocido actualmente como Collie alemán) y así nació una raza que los ganaderos, entonces y hoy, juran que es el mejor perro de trabajo del mundo.

Vida media
El perro de ganado australiano de cola corta puede vivir 15 años.

Tamaño y peso medios
43 a 51 cm
18 a 22 kg

Personalidad, características y temperamento
El Stumpy es un animal fiel, valiente y apegado que posee una aptitud natural para el trabajo con el ganado vacuno. Es receloso con los extraños y protegerá a la familia y sus propiedades con su vida. No es agresivo, pero no retrocederá sin pelear si se le provoca.

Compatibilidad con otros animales
Se llevará bien con los otros animales de la casa si las presentaciones se hacen poco a poco y sin tensiones. Lo mejor es dejar que los animales se vean y se huelan mutuamente separados por una valla de alambre durante algunas semanas, hasta que se den cuenta de que no representan una amenaza uno para el otro.

Cuidados
Aunque es un perro de trabajo, se adapta bien a un entorno residencial siempre que se satisfagan sus necesidades de ejercicio (incluyendo la estimulación mental). El adiestramiento de obediencia del Stumpy es esencial, porque su inteligencia necesita un control para evitar que hagan cualquier cosa que se les ocurra como cavar túneles, robar la ropa del tendedero, podar los árboles o saltar cercas.

El Stumpy puede resultar muy ladrador a veces, y tendrás que enseñarle desde el principio que ladrar está prohibido a no ser que haya un verdadero motivo para hacerlo. Aunque normalmente no suelen saltar vallas, pueden ser atletas consumados cuando quieren y, si tu vallado no es muy alto, quizá tengas que construir una perrera para los ratos que no estés en casa.

Dueño ideal
El dueño ideal para un Stumpy es alguien a quien le guste tener un perro activo. Aunque estos perros adoran a los niños, no deben estar juntos sin supervisión. El Stumpy puede resultar excesivo para personas mayores.



< Anterior