Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Welsh Springer Spaniel

Historia:
El Welsh Springer Spaniel fue reconocido como raza por el Kennel Club de Reino Unido en 1902. Sin embargo, el arte y la literatura nos muestran que un Spaniel “rojo y blanco” existía ya en 1560. El Welsh Springer Spaniel es un perro de caza polivalente, especialmente diestro en cazar las piezas y llevarselas a su amo, tanto en agua como en tierra.

Vida media
El Welsh Springer Spaniel vive normalmente 15 años, aunque algunos han llegado a los 17.

Tamaño y peso medios
46 a 48 cm
15 a 25 kg

Personalidad, características y temperamento
El Welsh Springer Spaniel es rojo y blanco y no hay capas de otro color. Es un perro activo, trabajador y alegre, extremadamente fiel y afectuoso con su familia y un estupendo guardián. Puede ser reservado con los extraños, pero no debe ser tímido ni retraído. La socialización de los cachorros debe iniciarse lo antes posible y continuar durante toda su vida. El entrenamiento debe ser suave y constante, con las técnicas actuales más flexibles. Tiene que estar en un jardín bien vallado, ya que podría salir a vagabundear en cuanto pegue su nariz al suelo. Necesita ejercicio y estimulación diarios y si se le deja solo en el jardín, puede volverse demasiado ruidoso y presentar conductas destructivas.

Compatibilidad con otros animales
El Welsh Springer Spaniel puede llevarse bastante bien con otros perros y con gatos, siempre que el dueño sea coherente y tenga en cuenta la jerarquía del hogar. En cambio, no hay que olvidar que es un perro de caza y mostrará un “auténtico interés” por las aves y los conejos.

Cuidados
Aparte de los cuidados normales de todos los perros, como desparasitaciones, vacunas y control de las pulgas, el Welsh Springer Spaniel necesita un arreglo regular del pelo de las patas y de entre las almohadillas. El pelo de las orejas también se corta en torno al borde del pabellón, la parte interna y en la abertura del oído, para facilitar su aireación y prevenir la otitis.

Los Welsh Springer Spaniel pueden sufrir enfermedades hereditarias como displasia de cadera, trastornos oculares y epilepsia. Los padres de tu cachorro deberán haber pasado un examen de la cadera con rayos X y contar con un certificado actualizado de un oftalmólogo veterinario.

Dueño ideal
El dueño ideal de un Welsh Springer Spaniel es una persona, o una familia, dispuesta a compartir su vida con el perro. Los Welsh Springer adoran ir a todos lados con sus amos.



< Anterior