Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Borzoi

Historia:
El Borzoi (o galgo ruso) es originario de Rusia, donde se criaba como perro caza y se usaba, por su velocidad y su vista extraordinarias, para perseguir y atrapar zorros, liebres y lobos. La agilidad y la resistencia del Borzoi se adecuaban perfectamente a las grandes tradiciones de caza de la aristocracia rusa.

Vida media
Este animal excepcional vive habitualmente diez años, pero se sabe de perros Borzoi que han llegado a los 12 años con una alimentación correcta.

Tamaño y peso medios
Se trata de un perro alto: la hembra mide normalmente de 65 a 70 cm de altura y pesa 35 kg mientras que el macho mide 85 cm y pesa 48 kg.

Personalidad, características y temperamento
El Borzoi es un gigante amable, tranquilo y sensible, que responde bien ante un dueño afectuoso. Es un animal reservado y digno, no adecuado para un manejo brusco o un entrenamiento agresivo. Al igual que otras muchas razas, es conveniente que reciba un adiestramiento básico de obediencia. El Borzoi debe ser tratado con delicadeza, y los niños con los que vaya a convivir tendrán que aprender a manejarlo de modo suave y tranquilo.
Aunque al Borzoi le encanta correr y disfruta de los paseos frecuentes, también le gusta encontrar un lecho o un lugar en el jardín en el que descansar sosegadamente. Esta raza sabe buscar el sitio más cómodo de la casa para echarse una siesta, muchas veces tu cama, y es mejor no favorecer este comportamiento.
Es importante recordar que los Borzoi son perros ágiles y necesitan para su seguridad un vallado a prueba de fugas, especialmente en la ciudad. Como otros perros grandes, algunos Borzoi tienen predisposición a la torsión de estómago. Pregunta al criador de tu perro o a tu veterinario para informarte mejor. Aunque esta raza es capaz de superar un adiestramiento básico de obediencia, no es apta en general para un entrenamiento especializado.

Compatibilidad con otros animales
Si se socializan correctamente desde cachorros, los Borzoi pueden convivir amistosamente con los otros animales de la casa. Sin embargo, no debes olvidar que el Borzoi se creó para cazar a la carrera y hay que tener precaución con los gatos y otros animales pequeños cuando están en el jardín o durante los paseos.

Cuidados
Los Borzoi comen sorprendentemente poco para su tamaño: la misma cantidad de alimento que un perro de tamaño mediano. Además de recibir una dieta equilibrada y de buena calidad, a los Borzoi les gusta masticar huesos grandes, especialmente cuando se quedan solos durante cierto tiempo. El pelo del Borzoi es fácil de mantener. Un cepillado varias veces a la semana y un baño periódico son suficientes para mantenerlo limpio, además de facilitar el control de las pulgas.

Un aspecto fundamental de los cuidados del Borzoi es el ejercicio regular. Necesitan ir de vez en cuando a grandes espacios abiertos como un parque o una playa donde puedan correr sin correa. Es esencial para el bienestar físico y mental de esta raza que el ejercicio periódico sea continuado. En condiciones ideales, el Borzoi necesitaría un jardín amplio, aunque esto puede compensarse con largos paseos diarios. Como todos los perros, requiere controles veterinarios periódicos y ser cuidado con cariño.


Dueño ideal
El dueño ideal de esta raza es alguien dispuesto a salir a dar largos paseos diarios y que quiera un perro extraordinariamente tranquilo en casa. Los Borzoi no se adaptan a los juegos bruscos ni a ser castigados físicamente y responden mejor a dueños capaces de usar una disciplina basada en la voz calmada. Un dueño afectuoso se verá recompensado por el gran cariño y devoción de esta raza.



< Anterior