Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Boyero de Flandes

Historia:
El Boyero de Flandes o perro de ganado de Flandes procede de las tierras bajas que se distribuyen entre las actuales Bélgica y Holanda. Es prácticamente imposible señalar el origen preciso de la raza, aunque probablemente evolucionó a partir de los ejemplares más fuertes de perros de granja y de campo. La moderna maquinaria agrícola ha puesto fin a la utilidad original del Boyero de Flandes como perro de trabajo y actualmente sirve sobre todo como guardián de la familia y propiedades en las granjas o, en algunos países, como perro de trabajo en las fuerzas armadas.

Vida media
Esta raza vive generalmente 12 años, aunque con una alimentación y cuidados adecuados puede llegar hasta los 14 años.

Tamaño y peso medios
"Una hembra en buena forma pesa normalmente 27 kg y mide 59 cm
el macho pesa 35 kg y su alzada es de 68 cm."

Personalidad, características y temperamento
La personalidad del Boyero de Flandes puede variar desde la de un payaso nato, capaz de hacer migas con todo el mundo, hasta la de un perro reservado y de un solo dueño. El modo en que se desarrolla esta personalidad depende en gran medida de la cantidad de cariño y cuidados que reciben. Idealmente, deben ser compañeros tranquilos pero despiertos, con tendencia a desarrollar un gran afecto por la familia.

Compatibilidad con otros animales
El Boyero de Flandes es de carácter dominante y le gusta ser el perro jefe de la casa. Los cachorros de Boyero se adaptan bien a los perros o gatos más veteranos de la casa, pero los adultos pueden ser más difíciles de integrar en una casa en la que ya vivan otros animales. Si llevas un nuevo perro a casa después de que tu Boyero haya sido el rey durante algún tiempo, quizá haya algún conflicto, pero con un adiestramiento de obediencia adecuado pronto podrás controlar cualquier problema.

Cuidados
El Boyero de Flandes es un perro con manto doble. Tiene una capa externa de pelo duro y áspero y una capa de subpelo fino y tupido. El manto enmarañado del Boyero de Flandes requiere mucho mantenimiento para que el pelo suelto no queda retenido en el subpelo y necesita un cepillado de 30 minutos como mínimo para evitar la formación de nudos.

Dueño ideal
El Boyero de Flandes es un excelente compañero, siempre que su dueño acepte tener un perro de temperamento independiente. Dado su tamaño, esta raza es ideal para personas dispuestas a impartirles disciplina y mucho ejercicio.



< Anterior