Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Galgo Afgano

Historia:
En el país del que se deriva el nombre de la raza, el galgo afgano se considera, de forma no oficial, como el perro “nacional”. Los habitantes del país creen además que el perro que aparece en las pinturas rupestres de las cuevas de la provincia norteña de Balkh es un galgo afgano y por ello la raza se conoce también como galgo de Balkh. El galgo afgano caza por la vista, y no por el olfato. Tiene una vista excepcional y una gran velocidad, que le sirven para cazar sus presas.

Su magnífico y denso pelaje le protege del frío extremo de las regiones montañosas nevadas, a la vez que le resguarda del sol abrasador cuando recorre el desierto. Sus patas robustas, con gruesas almohadillas, y sus potentes cuartos traseros le permiten correr sobre la arena ardiente en las zonas desérticas o trepar a las cumbres pedregosas en las montañas.

Vida media
Los galgos afganos llegan normalmente a los 13 años de edad, aunque con una alimentación y cuidados adecuados pueden vivir hasta 15 años.

Tamaño medio
Un perro en buena forma debe tener una alzada de 60 a 64 cm si es hembra y de 70 a 74 cm si es macho.
En plena forma, la hembra pesa 25 kg y el macho, 30 kg.

Personalidad, características y temperamento
Se considera que la raza es de buen temperamento, aunque independiente. Los perros adultos son fieles y muy manejables, aunque no siempre puede decirse lo mismo de los cachorros. Sin embargo, se trata de una raza generalmente muy buena con los niños, da igual si llegan a la casa de cachorros o de adultos, y se adaptan rápidamente a la rutina del hogar. Los galgos afganos no deben dejarse nunca sueltos fuera de su entorno, porque cuando sus ojos se fijan en un objetivo, desconectan de todo lo demás.

Compatibilidad con otros animales
Aunque los afganos son muy adaptables, necesitan criarse junto con los animales con los que convivirán. Recuerda que son cazadores por la vista, y su comportamiento estará dominado por su instinto si se encuentran con animales extraños de los cuales no entienden. No obstante, cuando una misma situación se repite varias veces, el galgo afgano se adapta con rapidez.

Cuidados
"Un recinto bien vallado es esencial para esta raza
de lo contrario, su agudo sentido de la vista les llevará a meterse en problemas. Requieren cuidados regulares del pelo, baños y ejercicio. Necesitan una alimentación adecuada para satisfacer sus exigencias durante el crecimiento y deben tener siempre agua limpia y fresca a su disposición."

Dueño ideal
Todo aquel que acepte las necesidades de ejercicio y de mantenimiento del pelaje del perro se verá recompensado con esta raza.

Si has decidido que el galgo afgano es tu perro y eres consciente de que es un animal que debe estar siempre bien vigilado, ponte en contacto con alguno de los grupos listados a continuación:

puede ser útil:



< Anterior