Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Bull Terrier

Historia:
El Bull Terrier es conocido como el gladiador de las razas caninas y es uno de los terrier más antiguos nativo de Inglaterra. El Bull Terrier se crió originalmente para la pelea con perros u otros animales, deporte que se permitió en Inglaterra hasta principios del siglo XIX. Desde finales de ese siglo, el Bull Terrier se ha criado como perro de compañía.

Vida media
El Bull Terrier vive normalmente 10 años, aunque con muchos cuidados y una alimentación correcta puede alcanzar los 13 años de edad.

Tamaño y peso medios
En plena forma, el macho pesa 22 kg y su altura es de 23 cm y la hembra pesa 16 kg y mide 30 cm.

Personalidad, características y temperamento
El Bull Terrier representa una equilibrada combinación de potencia, gracia y agilidad. Ama la compañía humana y su carácter e individualismo le ganan amigos para toda la vida. Siente devoción por la familia. El Bull Terrier tiene un sentido innato del humor, inteligencia, imaginación, personalidad y, para quienes saben apreciarla, belleza. Su aspecto, junto con su carácter, es único entre todos los perros. El temperamento y la personalidad del Bull Terrier son muy complejos.

El Bull Terrier es muy activo y se comporta como un niño, por lo que debes estar preparado para todo y supervisar a tu perro. La actividad es una característica habitual en casi todos los Bull Terrier jóvenes. Todos los cachorros son extremadamente inquietos y muchos adultos siguen siendo activos y juguetones hasta una edad madura (5 o 6 años). Un Bull Terrier no encaja bien en una situación en la que se espere que permanezca solo en casa o en el jardín durante largos periodos.

Compatibilidad con otros animales
Muchos Bull Terrier disfrutan de la compañía de otros perros, con algunas excepciones. Los machos no castrados no suelen llevarse bien con otros machos. Un macho y una hembra Bull Terrier vivirán felizmente juntos, y en general dos hembras pueden compartir el hogar. Es importante evitar que surjan celos.

Cuidados
El Bull Terrier muda el pelo dos veces al año. El pelo suelto se puede eliminar con un frotado diario, utilizando una manopla especial o un cepillo. Hay que revisarles todos los meses las uñas y los espolones, y cortárselos utilizando un cortaúñas de perro. Por naturaleza, les gusta tomar el sol y tendrás que aplicarles una crema protectora en los meses de más calor.

Un Bull Terrier exige un jardín bien vallado, de tamaño mediano o grande y solo se debe atar o encerrar en ocasiones excepcionales, ya que necesitan una considerable cantidad de compañía humana.

Aunque en general gozan de buena salud, pueden tener predisposición a las alergias cutáneas, en particular las causadas por picaduras de insectos. En los cachorros, deben descartarse posibles sorderas.

Dueño ideal
Un Bull Terrier puede ser fantástico para los niños si se le trata con sentido común. Tolerará un montón de conductas infantiles, pero no le gusta que abusen de él y puede tener mal genio si le provocan constantemente. Tener un Bull Terrier es una responsabilidad importante y los dueños de esta raza deben ser personas responsables y cuidadosas.



< Anterior