Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Chesapeake Bay Retriever

Historia:
En 1807, un barco inglés naufragó frente a las costas de Maryland. Entre los supervivientes se contaban dos cachorros: Sailor, que era un macho canela, y Canton, una hembra negra. Los dos eran perros Terranova de St. John, raza utilizada para ayudar a recoger las redes de los pescadores. Los cazadores de aves acuáticas locales adoptaron a estos cachorros y sus descendientes fueron pronto conocidos por su valentía y su destreza en las aguas heladas de la bahía de Chesapeake. Los cachorros originales se cruzaron con otras razas de la zona, incluyendo perros de agua, perros mapacheros, Curly Coated y Flat Coated Retriever, Pointer y Setter. La selección de los reproductores se basó siempre en su superior habilidad para el trabajo.

Gracias a su fuerza, resistencia e increíble valentía, el Chesapeake Bay Retriever podía nadar largas distancias y cobrar más de 200 patos o gansos en un solo día. La raza se ganó la reputación de perro de agua y cobrador sin par, capaz de trabajar en medio del hielo, la nieve o el oleaje, ya que resiste hasta el agua más fría.

Vida media
El Chesapeake Bay Retriever suele vivir hasta los 12 años, pero llega fácilmente a los 14 si recibe una alimentación adecuada y se le facilita un entorno afectivo en el que desarrollarse.

Tamaño y peso medios
"Un macho sano pesa 36 kg y mide 66 cm de altura
la hembra pesa 25 kg y su alzada es de 54 cm."

Personalidad, características y temperamento
El Chesapeake Bay Retriever es un perro versátil, un compañero excelente y un individualista, que se caracteriza por su independencia y lealtad, con un temperamento algo reservado. El Chesapeake es un perro de una sola familia, con un marcado carácter guardián de sus posesiones y las de su familia. La raza tiene gran afinidad por los niños y es protectora con ellos.

Se considera una raza inteligente, con un temperamento alegre y feliz. Como cobrador, tiene una memoria destacable para cobros múltiples y una excepcional habilidad para el marking o localización precisa de los puntos de caída de las presas. Su capacidad de memoria resulta muy evidente cuando el Chesapeake se utiliza para otras actividades como la obediencia, ya que son muy fáciles de entrenar.

Compatibilidad con otros animales
Cuando un Chesapeake Bay Retriever forma parte de una familia, congenia con todos sus miembros, humanos o animales. Un cachorro bien socializado acepta fácilmente a otras mascotas como parte de su feudo, aunque tiende a querer ser el jefe de la manada.

Cuidados
El Chesapeake Bay Retriever es una raza de bajo mantenimiento. Un cepillado una vez a la semana es más que suficiente para mantener su pelo limpio, aunque no es necesario si el perro nada al menos una vez por semana. Con el manto en plenitud, el Chesapeake no debe bañarse con jabón o detergente porque éstos eliminarían su grasa protectora natural. Gracias a esta grasa, el perro es prácticamente impermeable y los problemas de piel como alergias a las pulgas o la hierba y las dermatitis húmedas son raros en esta raza. Los adultos no necesitan mucho ejercicio, pero sí es importante para los cachorros en crecimiento. Dada su gran afición por el agua, hay que dejarles nadar lo más a menudo posible.

El fuerte instinto protector de la familia de esta raza puede confundirse con agresividad y es importante socializar a los cachorros con otros animales y personas desde una edad temprana, especialmente si son machos. Una vez que el Chesapeake Bay Retriever ha comprendido las reglas básicas, es poco probable cualquier problema futuro, pero es importante enseñárselas desde pequeño ya que el Chesapeake adulto es un perro de gran tamaño y potente.

La displasia de cadera y la atrofia retiniana progresiva, que puede causar ceguera, son dos enfermedades hereditarias que pueden afectar a esta raza.

Dueño ideal
El dueño ideal es cualquier persona capaz de garantizar que el Chesapeake Bay Retriever podrá compartir su vida y dispuesta a adiestrar y controlar a su perro. Idealmente, esta persona sería un amante de la vida activa al aire libre y capaz de corresponder al amor y afecto que sin duda recibirá. Este perro es un estupendo compañero para los niños, con los que jugará durante horas.



< Anterior