Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Curly Coated Retriever

Historia:
La única característica genética distintiva de este perro es su manto rizado y se acepta generalmente que el Terranova de St. John, el Irish Water Spaniel, el Old English Water Dog y el Caniche son las razas que contribuyeron a su formación.

Vida media
El Curly Coated Retriever vive normalmente unos 12 años, aunque con una alimentación correcta y cuidados adecuados puede llegar hasta los 14 años.

Tamaño y peso medios
Normalmente, la hembra mide 64 cm de alzada y pesa 32 kg y el macho, 69 cm y 36 kg.

Personalidad, características y temperamento
La utilidad del Curly como un perro deportivo se basa en una combinación de velocidad, resistencia, inteligencia y buen olfato. Gracias a su tamaño y fuerza, pueden cobrar cualquier tipo de pieza, aunque destacan por su destreza en el medio acuático y suelen mostrar una gran afición por la natación desde pequeños. También tienen una capacidad extraordinaria para memorizar la caída de las aves y rara vez dejan de cobrar una pieza abatida.

El Curly Coated Retriever es un perro que tarda en madurar y necesita tres años para hacerse adulto. Su temperamento es amable y cordial. No suelen ladrar pero cuando lo hacen su voz profunda basta para detener a cualquier intruso que se encuentre en su camino. El Curly piensa por su cuenta y es obediente aunque a su propio ritmo. Le gusta la diversión y es un gran compañero para toda la familia.

Compatibilidad con otros animales
El Curly se adapta a la mayoría de los otros animales y es feliz de compartir su hogar con gatos y otros perros.

Cuidados
Como otros perros grandes, el Curly Coated Retriever necesita mucho ejercicio para mantenerse en forma.

Los Curly no necesitan grandes cuidados y son una raza de “bajo mantenimiento”. En ningún caso hay que utilizar un peine o un cepillo. Una sesión de cuidados de 10 minutos, recortando con tijera los mechones desparejos de la cola y las orejas es todo lo que hace falta no más de dos o tres veces al año.

Dueño ideal
El Curly se adapta perfectamente a la mayoría de las personas y si se le trata bien será un amigo entregado y leal de su dueño.




< Anterior