Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Deerhound

Historia:
El Deerhound, el perro real de Escocia, se originó en las Tierras Altas y en las islas de la costa occidental de ese país. Criado para perseguir, apresar y matar ciervos, su conformación le confiere velocidad y resistencia. Apreciado por su valentía y tenacidad como cazador de venados, sus habilidades sólo dejaron de ser necesarias tras el desarrollo de mejores armas de fuego. Posteriormente se utilizó para matar dingos y zorros que predaban los rebaños de ovejas.

Vida media
El Deerhound vive entre 7 y 10 años.

Tamaño y peso medios
Es un raza de gran tamaño: la hembra pesa 35 kg y llega a los 71 cm de alzada, mientras que el macho pesa unos 50 kg y su alzada es de 76 cm.

Personalidad, características y temperamento
El Deerhound se caracteriza por su fidelidad y dignidad, adora a los niños y es un perro de familia ideal. Aunque grande, es paciente y dócil, pero puede contarse con él para hacer frente a los intrusos en caso necesario.

Compatibilidad con otros animales
El Deerhound convivirá feliz con los otros animales de la casa. Sin embargo, puesto que es una raza creada para perseguir y cazar presas, la vista de un animal pequeño que corre puede despertar su instinto. El Deerhound puede hacer buenas migas con el gato de la casa, pero su actitud será diferente si ve un gato en la calle. La mayoría de los dueños refieren que sus Deerhound se llevan bien con otras mascotas, aunque es mejor ser precavido para evitar percances.

Cuidados
El Deerhound adulto disfrutará de todo el ejercicio que puedas ofrecerle. Para un cachorro, es suficiente jugar a diario con la familia u otros perros. Algunos Deerhound son muy sensibles y apenas necesitan disciplina, pero otros pueden poner a prueba tu paciencia hasta el límite. El Deerhound necesita sólo cuidados moderados. Si vive en el exterior, tendrá que tener una caseta sin corrientes de aire y no muy lejos de la casa, porque le gusta estar cerca de la familia y se sentiría rechazado si se le mantiene apartado.

A los Deerhound les gusta saltar y pueden salvar fácilmente una valla de jardín de altura normal o incluso mayor. Es imprescindible disponer de un jardín seguro, ya que el Deerhound no tiene apenas sentido del tráfico y puede correr a más de 60 kilómetros por hora. Un Deerhound no te traerá un palo que le tires, probablemente no ladrará ni gruñirá si alguien se acerca a tu puerta y si dejas un pollo a descongelar en la encimera de la cocina, lo interpretará como una invitación a comer. Es grande, muy movido de cachorro y aficionado a las siestas de adulto. Los Deerhound son perros buenos, tratables y perezosos que no destacan en el trabajo de obediencia.

Si no le ofreces compañerismo y disciplina desde joven, puede convertirse en un animal testarudo, alborotador e incontrolable.

Dueño ideal
Personas que no pasen muchas horas fuera de casa de forma habitual y dispuestas a satisfacer sus necesidades de ejercicio, darle una buena alimentación y preocuparse por su salud. Esto incluye disponer de una amplia zona vallada en la que pueda hacer ejercicio.



< Anterior