Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Malamute de Alaska

Historia:
El Malamute de Alaska es un perro grande, activo y potente, criado por su capacidad para arrastrar pesadas cargas durante largas distancias.

Vida media
Los perros de razas grandes viven generalmente ocho años, pero con cuidados y una buena alimentación, el Malamute de Alaska puede alcanzar hasta los 10 años de edad.

Tamaño y peso medios
Las hembras de Malamute en buena forma pueden pesar hasta 34 kg y su alzada es de 59 cm, mientras que los machos normalmente pesan hasta 39 kg y miden 64 cm.

Personalidad, características y temperamento
Los Malamute de Alaska son perros amistosos e inteligentes a los que les gusta la gente. Por ello, no sirven como perros guardianes y no es posible entrenarlos para el ataque (aunque su tamaño y aspecto causen un eficaz efecto disuasorio). Sin embargo, son tan voluntariosos y determinados como amistosos, y hay que enseñarles obediencia para tenerlos bajo control en todo momento. Si un Malamute decide correr detrás de algo, normalmente es imposible hacer que vuelva mientras él no quiera.

Además, su carácter amigable no se extiende a los otros perros, especialmente a los de su mismo sexo. Los Malamute pueden, y a menudo lo hacen, pelearse con otros perros, y a veces han cazado y matado otros animales tales como gatos, ardillas o animales de granja. También excavan el jardín y desentierran plantas con igual entusiasmo.

Los Malamute no son perros de una sola persona, sino que usan su independencia e inteligencia para establecer relaciones con la gente con la que tienen contacto, ya sean miembros de la familia o extraños. Estos perros son excelentes compañeros, se desviven por complacer y les encanta participar en cualquier actividad excitante de la vida.

Su tamaño y su increíble fuerza los hacen inadecuados para muchas personas: son simplemente demasiado potentes para ser controlados por niños o personas mayores. El hecho de que no ladren quizá sea una ventaja, aunque su aullido puede ser impresionante.

Compatibilidad con otros animales
Se trata de una raza cuya agresividad hacia otros perros es conocida.

Cuidados
El Malamute de Alaska necesita una gran cantidad de ejercicio, tanto como puedas ofrecerle. La estimulación mental que aporta el ejercicio es también importante, ya que un Malamute aburrido podría rediseñarte rápidamente el jardín. Un buen vallado es imprescindible.

Su tamaño y su increíble fuerza los hacen inadecuados para muchas personas: son simplemente demasiado potentes para ser controlados por niños o personas mayores. El hecho de que no ladren quizá sea una ventaja, aunque su aullido puede ser impresionante.

Son perros resistentes, robustos y capaces de soportar el frío más extremo, aunque también pueden aguantar el calor del verano australiano a condición de que tengan sombra, abundante agua fresca y un dueño consciente de los peligros del exceso de calor.

Es sorprendente la poca comida que necesitan los Malamute, gracias a que su organismo es extremadamente eficiente. Sin embargo, comerán todo aquello que caiga entre sus patas: su instinto de supervivencia les dice que cualquier comida podría ser la última. Esta raza también pierde pelo constantemente, por toda la casa, el coche, la ropa y los muebles, y tiene una muda principal o a veces dos al año.

Dueño ideal
Si no eres una persona a la que le gusta salir y practicar gran variedad de actividades junto con tu perro, puede que ésta no sea tu raza. Igualmente, si no te apetece tener un perro que te mire a los ojos (generalmente apoyando sus patas en tus hombros), es mejor que pienses en otra raza. Sin embargo, a quienes buscan un perro cuyo carácter encantador y maravilloso aspecto son igualados sólo por su inteligencia y personalidad, el Malamute puede ofrecerles toda una vida de alegrías y diversión.



< Anterior