Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Gran danés

Historia:
El origen del Gran danés ha sido siempre controvertido. Generalmente se acepta que la raza procede de Alemania, pues en este país se desarrolló esencialmente el Gran danés tal como lo conocemos hoy en día. La historia muestra que perros de este tipo existieron en Rusia, Polonia y Alemania central. En la Edad Media, grandes manadas de jabalís recorrían los bosques de Europa y se sabe que la realeza de aquellos días solía poseer jaurías de perros parecidos al Gran danés, llamados perros jabalineros, por su habilidad para derribar a estos animales.

Durante generaciones, el carácter del Gran danés ha cambiado hasta el tipo que vemos hoy, conocido como “el gigante amable”.

Vida media
La duración media de la vida de un Gran danés es de 9 o 10 años.

Tamaño y peso medios
71 a 76 cm
41 a 46 kg

Personalidad, características y temperamento
El Gran danés es un animal elegante y musculoso, con un aspecto audaz y atrevido, dispuesto a ir a cualquier lado y a hacer cualquier cosa. La prestancia de su figura y la gracia de sus formas son características esenciales. Lleva el cuello y la cabeza altos con expresión alerta y tiene un aire majestuoso en sus movimientos.

Compatibilidad con otros animales
Excelente. No obstante, hay que recordar que el dueño es responsable de tener a su perro bajo control.

Cuidados
El pelo del Gran danés es corto, denso y lustroso. Un cepillado diario durante 5 o 10 minutos es más que suficiente para mantenerlo en perfecto estado. Su pelaje es de una sola capa y, por lo tanto, cuando el pelo muerto cae, crece el nuevo.

Dueño ideal
Es una creencia errónea que el Gran danés necesite una gran finca para vivir o amplio espacio para hacer ejercicio. Puede ser feliz en un piso o apartamento, pero hay que proporcionarle ejercicio mediante paseos o carreras si es posible. Debido al crecimiento excepcionalmente rápido de los cachorros, es aconsejable que no hagan demasiado ejercicio antes de los 12 meses de edad. Asegúrate de que tu terreno está bien vallado. Fuera de éste, deberá ir siempre con correa. El Gran danés puede saltar vallas con facilidad, aunque es un comportamiento contrario a su naturaleza.



< Anterior