Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Perro de ganado australiano

Historia:
El perro de ganado o boyero australiano comenzó su evolución como raza a principios de la década de 1830, debido a la necesidad de un perro que pudiera trabajar con el ganado en el duro entorno australiano. Hoy en día, la raza es el resultado de muchos años de cría selectiva. Cinco razas caninas han contribuido a la creación del perro de ganado australiano.

Primero tuvo lugar el cruce de dingos con una raza de perros inglesa, el Smithfield, y la progenie de éstos se cruzó con Collies Blue Merle de pelo corto. Su descendencia, a su vez, se apareó con dálmatas para infundir a la raza el amor por los caballos y el instinto de protección de las propiedades del dueño.

Vida media
Este esforzado australiano suele vivir hasta 15 años, aunque con una dieta y cuidados adecuados puede alcanzar los 20 años.

Tamaño medio
"En buena forma, la hembra pesa 23 kg y su alzada es de 43 cm
el macho pesa 27 kg y tiene una alzada de 51 cm."

Personalidad, características y temperamento
El perro de ganado australiano es noble, valiente y fiel, y posee una habilidad natural para trabajar con el ganado. Son desconfiados con los extraños y darían su vida por proteger a la familia y sus propiedades. No son naturalmente agresivos, pero no se echan atrás en una pelea si se les provoca.

Compatibilidad con otros animales
El perro de ganado australiano se llevará bien con los otros animales de la casa, a condición de que las presentaciones se hagan poco a poco y sin brusquedades. Lo mejor es dejar que los animales se vean y se huelan mutuamente separados por una valla de alambre durante algunas semanas, hasta que se den cuenta de que no representan ninguna una amenaza uno para el otro.

Cuidados
Aunque el perro de ganado australiano es un perro de trabajo, se adapta bien a una zona residencial siempre que se cumplan sus necesidades de ejercicio (incluyendo estímulo mental). El adiestramiento de obediencia del perro de ganado australiano es esencial, porque necesitan una estimulación adecuada para evitar hacer cualquier cosa que les dicte su instinto, como cavar, robar la ropa del tendedero, romper los árboles, remodelar el jardín o saltar vallados.

Dueño ideal
El dueño ideal para un perro de ganado australiano es alguien a quien le guste tener un perro activo. Aunque adora a los niños, al igual que cualquier otra raza no se le debe dejar nunca solo con éstos sin vigilancia. Las personas mayores pueden encontrar que el perro de ganado australiano es un poco difícil de controlar.



< Anterior