Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Galgo italiano

Historia:
El Galgo italiano es un auténtico lebrel en miniatura y su origen se remonta a la época de los faraones egipcios, ya que se han encontrado dibujos de pequeños lebreles, muy parecidos al Galgo italiano actual, en los muros de sus tumbas. Muy probablemente, los romanos los llevaron desde Egipto hasta la otra orilla del Mediterráneo, y fueron muy apreciados en las cortes europeas durante siglos.

En Inglaterra, el Galgo italiano vivió en la corte de los Estuardo y también la Reina Victoria fue dueña de estos encantadores perritos. Figuran asimismo en numerosos retratos de familias aristocráticas.

Vida media
El Galgo italiano suele vivir en torno a 14 años.

Tamaño y peso medios
33 a 38 cm.
2,7 a 3,6 kg

Personalidad, características y temperamento
El Galgo italiano es vivaz, despierto, extraordinariamente inteligente y muy afectuoso, en especial si se tiene como amigo en el hogar ya que adora la compañía humana. No se adaptan bien a vivir en una perrera. Son fáciles de adiestrar y aprenden rápido. Los Galgos italianos son por lo general alegres, bravos y valientes pero son sensibles a las voces altas o ásperas por parte de sus dueños y pueden volverse miedosos en un entorno inadecuado.

Compatibilidad con otros animales
Se llevan bien con otros animales, aunque a veces necesitan que los protejas de otros perros más grandes y alborotadores.

Cuidados
Un jardín bien vallado es fundamental, ya que el riesgo de accidentes es grande si se les deja correr sueltos. Idealmente, el Galgo italiano es un perro para vivir en casa, y debe tener acceso al jardín a través de una portezuela. Necesita una cesta o una cama cálida, alejada de corrientes de aire y con una manta ligera, ya que a la mayoría les gusta taparse con ella incluso cuando hace calor. Su pelaje fino y brillante es fácil de mantener limpio. Desprende muy poco pelo y casi nada de olor. Después de bañarlo, tienes que asegurarte de secarlo a conciencia.

Aunque como ya hemos dicho el Galgo italiano es bastante fuerte si se tiene en cuenta su fina estructura, no es apto para juegos bruscos ya que podría sufrir fracturas. Por lo tanto, es más adecuado para un hogar con niños mayores que sepan tratarlo con cuidado y consideración, y también es un compañero ideal para personas mayores o de salud delicada.

Dueño ideal
Familias con niños mayores y personas que puedan ofrecerle un entorno afectuoso y tranquilo.



< Anterior