Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Pastor australiano

Historia:
El perro pastor australiano se desarrolló en realidad en Estados Unidos, aunque hay diferencias de opinión sobre qué razas contribuyeron a su creación. Se cree que estos perros viajaron junto con rebaños de ovejas merinas y los pastores vascos que las cuidaban. Algunos afirman que llegaron a Australia desde España con las primeras importaciones de ganado merino, y que después pasarían a América. Otros piensan que se trata de perros de pastor originarios de Australia, derivados del Smithfield y de algún tipo de Collie, posiblemente el Collie alemán o un antepasado de éste. Su nombre se debe a la relación percibida con Australia y a su labor de pastoreo de ovejas merinas australianas.

En Australia, la raza es reciente, ya que no fue introducida hasta 1990. El pastor australiano fue reconocido por el Australian National Kennel Council el 1 de enero de 1994. Desde entonces, ha ganado una considerable popularidad y competido con éxito en belleza, obediencia y agilidad.

Vida media
El pastor australiano suele vivir 13 años, y con cuidados adecuados y una alimentación correcta puede llegar a los 15 años.

Tamaño medio
"Un macho en buena forma pesa 30 kg y su alzada es de unos 60 cm
la hembra pesa normalmente 22 kg y mide 47 cm."

Personalidad, características y temperamento
El temperamento del pastor australiano es bueno y estable. A veces se muestra un poco reservado cuando conoce a una persona por primera vez, pero nunca es tímido ni agresivo. La sonrisa es una característica de algunos pastores australianos y no se debe confundir con el gruñido amenazador.

Esta raza es sobre todo un perro de trabajo, con un fuerte instinto de guardia y pastoreo. Es muy ágil y trabaja con elegancia y entusiasmo. Aunque no son sedentarios, a algunos no les importa ser más bien caseros. Son sumamente inteligentes y fieles a su familia. Aprenden rápido y son fáciles de adiestrar.

Compatibilidad con otros animales
Es reservado, pero amistoso con los animales con los que se ha criado.

Cuidados
No hace falta un jardín muy grande para esta raza, pero el ejercicio diario es imprescindible.

Dueño ideal
El pastor australiano es perfecto para una persona que quiera un perro fácil de entrenar. Si tienes suficiente tiempo y ganas de tener un pastor australiano, este perro no te decepcionará.



< Anterior