Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Pastor maremmano

Historia:
Este perro es originario de dos regiones de Italia central: los Abruzos, donde la raza se conoce como pastore abruzzese, y la Maremma, donde se le llama pastore maremmano. Las dos razas son casi idénticas a la que conocemos como Pastor maremmano.

Su utilidad principal era la de proteger los rebaños de los lobos y los osos y, más recientemente, de los ladrones y los perros salvajes. Se dejaba que el perro usase su propia iniciativa a la hora de actuar y su carácter independiente es aún marcado hoy en día.

Vida media
El pastor maremmano vive unos 12 años.

Tamaño y peso medios
60 a 73 cm
30 a 40 kg

Personalidad, características y temperamento
El Pastor maremmano es un típico guardián de ganado y posee un instinto protector natural. Son amigables y fieles con su familia, pero pueden ser desconfiados con los extraños. Les gustan los niños de la propia familia, pero hay que vigilarlos cuando vienen otros pequeños de visita. Utilizan su tamaño y su ladrido como elementos disuasorios y normalmente no son perros agresivos.

Compatibilidad con otros animales
El Pastor maremmano se lleva bien con otros animales, ya sean el gato de la casa o reses de gran valor. Cuando se utiliza como guardián, hay que acostumbrarlo desde pequeño al tipo de ganado al que se destinará para que desarrolle un fuerte vínculo con éste. Hay que tener cuidado de supervisar este acostumbramiento al principio, utilizando animales jóvenes, para que el cachorro no resulte herido mientras sea demasiado pequeño para defenderse por sí mismo. Tampoco es aconsejable dejar a un maremmano solo en casa sin nada que hacer.

Cuidados
El Pastor maremmano tiene un manto doble resistente a las inclemencias y que repele el agua, y puede vivir felizmente en el exterior. El pelo largo blanco muda abundantemente dos veces al año y entonces necesita un cepillado a conciencia, con especial atención a detrás de las orejas y a la parte inferior de las patas traseras. Durante el resto del tiempo, el pelo se mantiene sorprendentemente limpio y sin nudos.

"En zonas suburbanas, es imprescindible un paseo diario. El maremmano es un perro muy inteligente y necesita tener un objetivo en la vida
de no ser así, se volverá ansioso y destructivo. Les encanta el agua y son felices revolcándose en un charco."


No les gusta que les toquen las patas, aunque a veces necesitan un corte de uñas. Son desconfiados con la gente que no conocen y no mostrarán ningún entusiasmo por las visitas.

Dueño ideal
Esta raza es para dueños que buscan algo diferente. El Pastor maremmano es muy independiente pero leal a la familia. No renunciará a ser el jefe de la manada, pero quizá te permita ser su igual. Siempre risueño, es tan buen compañero como perro de trabajo.



< Anterior