Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Mastiff

Historia:
El Mastiff (denominado a menudo English Mastiff) puede presumir de una historia realmente antigua. Han existido perros de tipo Mastiff desde que el hombre comenzó a registrar su historia, hace miles de años. Los Mastiff se han utilizado para diversos usos, pero sobre todo como guardianes de personas y propiedades. Actualmente se crían como excelentes perros de compañía y de familia.

Confusión entre Mastiff y Bullmastiff
Hace más de 100 años los monteros buscaban un perro con la lealtad, la fuerza y la habilidad como guardián del Mastiff pero más rápido y ágil, y así se desarrolló el Bullmastiff a partir de éste. En la actualidad el Bullmastiff es una raza diferente. En líneas generales general, el Mastiff es más pesado y corpulento que el Bullmastiff.

Vida media
Si estás pensando en tener un perro, deberás tener en cuenta que es para toda la vida. Como en muchas razas grandes, el promedio de vida del Mastiff es de 8 a 10 años.

Tamaño y peso medios
El Mastiff es una raza gigante. Un ejemplar de esta raza figura en el libro Guinness de los récords como el perro más pesado del mundo. Los machos suelen ser más grandes que las hembras. Un Mastiff adulto pesa normalmente entre 60 y 100 kg y su cabeza llega aproximadamente a la altura de la cintura de una persona corriente.

Personalidad, características y temperamento
Los Mastiff son cariñosos, amables y extremadamente fieles. Si han sido debidamente presentados, suelen ser muy buenos con los niños pero, como con cualquier raza de perro, no deben permanecer solos con ellos sin la supervisión de un adulto.

Los Mastiff son sensibles y necesitan aprobación y afecto. Lo que más les gusta es estar con sus dueños y por ello son especialmente adecuados y agradecidos como perros de familia.

Aunque no son especialmente aptos como guardianes, te avisarán de la llegada de extraños. Su ladrido profundo y su corpulencia impresionante bastarán para disuadir a cualquier visitante indeseado.

Al Mastiff le gusta complacer a su dueño, aunque no es una raza que responda con rapidez u obedezca al instante sin titubear.

Compatibilidad con otros animales
Por naturaleza, los Mastiff son normalmente muy compatibles con otros animales, en particular si se han criado juntos.

Cuidados
El Mastiff es una raza que exige pocos cuidados. Su pelo corto necesita solamente un cepillado a la semana y un baño al mes. Mudan el pelo y muchos babean en gran cantidad. El deporte que más les gusta es estar echados viendo cómo haces ejercicio. No obstante, necesitan media hora de paseo diario y disfrutan de él, sin importar lo grande o pequeño que sea tu jardín. No aguantan bien el calor y es mejor sacarlos temprano por la mañana o tarde por la noche.

Los Mastiff necesitan gran cantidad de comida cuando son jóvenes y están en crecimiento, y menos cuando son adultos. Un Mastiff en plena madurez quizá no coma más que un Pastor alemán adulto. Deberá disponer siempre de agua limpia y fresca en un recipiente a prueba de mordiscos e involcable.

Los Mastiff son generalmente perros saludables y los criadores responsables se preocupan por asegurarse de que el cachorro que compres se mantendrá sano a largo plazo. No obstante, como con todos los perros, son posibles algunos problemas. Las razas grandes crecen muy rápido y pueden sufrir alteraciones de los huesos. También pueden presentar problemas oculares y algunos tienen predisposición a la torsión de estómago. Si estás pensando en comprar un Mastiff, pregunta sobre la raza al mayor número posible de criadores y a tu veterinario.

Los gastos habituales de tener un Mastiff son elevados en comparación con otras razas más pequeñas. Es una cuestión importante: por ejemplo, un tratamiento con antibióticos para un perro pequeño puede costar 25 dólares y para un Mastiff, 100 dólares.

Falta la sección Propietario ideal



< Anterior