Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Australian Silky Terrier

Historia:
Suele decirse que el Australian Silky Terrier es el resultado de un cruce programado entre un Australian Terrier y un Yorkshire Terrier, aunque esto no puede demostrarse porque en aquel entonces no se llevaban registros genealógicos. En 1900 se fundó el Terrier Australian Club, que dos años más tarde dio lugar al Silky and Yorkshire Terrier Club de Victoria. En 1904 este club estableció un nuevo estándar de la raza. Poco después, los criadores de Sydney formaron su propio Silky Club y desarrollaron un estándar diferente para el tipo que se conocería como Sydney Silky.

Incluso hoy en día, los criadores de Australian Silky Terrier reciben encargos de Sydney Silky de personas de todo el mundo. Sólo en 1959, el Silky fue reconocido como raza y recibió el nombre de Australian Silky Terrier, con su estándar oficial establecido.

Vida media
Los Silky Terrier son vigorosos y suelen llegar hasta los 13 años, aunque con buenos cuidados y una dieta equilibrada pueden vivir hasta 15 años.

Tamaño y peso medios
"En plena forma, la hembra pesa normalmente 3,5 kg y su alzada es de 20 cm
el macho pesa 4,5 kg y su alzada es de 23 cm."

Personalidad, características y temperamento
El Australian Silky Terrier es amigable con toda la familia, aunque normalmente siente más apego por uno de los miembros y se lleva bien con los demás. A los extraños los tolera, pero nada más. Le encantarán los niños si se ha criado con ellos, pero no le gusta que le agobien o le manejen como un juguete y prefiere ser tratado como un igual.

El Silky se clasifica como perro toy teniendo en cuenta su tamaño, pero está muy lejos de ser un perrito faldero. Tiene el auténtico carácter inteligente y obstinado de un terrier y todas las ventajas de un perro pequeño para una zona residencial, puesto que no es demasiado grande para los niños, el coche o el jardín.

Criado como perro para la casa, se siente igual de cómodo en el campo, protegiendo el hogar de serpientes y ratas con la tenacidad y el entusiasmo de sus antepasados terrier. El Silky es una mezcla de rasgos de carácter, igual que la gente de Australia donde la raza se creó.

Compatibilidad con otros animales
Debe familiarizarse con los otros animales de la casa desde cachorro: no podemos olvidar que es una raza terrier.

Cuidados
Como a casi todos los perros de pelo largo, al Silky le gustará que se lo cuides, siempre que le acostumbres desde una edad temprana. La cantidad de cuidados necesarios depende de la longitud real de pelo que tu Silky haya heredado.

El Silky no necesita mucho ejercicio, pero como está lleno de energía le encanta correr por el campo o que lo lleves a dar largos paseos con correa. El Silky no es adecuado para vivir en el exterior. Su cama es su reino, ya sea una caja de cartón o una elegante cesta. Todos los perros de razas pequeñas tienen que poder dormir dentro de casa, así que deberás poner a tu Silky una cama conveniente para ti y para él.

Dueño ideal
Los dueños ideales son los que quieren un perro de familia que viva dentro de casa.



< Anterior