Novedades, preguntas y respuestas y consejos para los dueños de perros de razas pequeñas.



Pekinés

Historia:
Cuando los británicos entraron en Pekín por primera vez, encontraron el cadáver de la emperatriz Tzu Hai en el suelo de su palacio en la Ciudad Prohibida, con cinco perros pekineses que lo guardaban. La emperatriz se había suicidado al ver cómo los ejércitos occidentales invadían China. Algunos sirvientes y eunucos también se quitaron la vida, pero otros huyeron a las montañas llevándose con ellos a los sagrados perros Pekineses, que nunca antes habían sido vistos fuera del recinto imperial. Durante los siglos en que los eunucos criaron el Pekinés para los emperadores, la raza se mantuvo aislada en el Palacio de Verano de la Ciudad Prohibida. Todo aquél que fuera sorprendido con uno de estos perros fuera de estos lugares era castigado con la muerte.

Vida media
El Pekinés puede vivir de 10 a 15 años.

Tamaño y peso medio
20 a 24 cm
3 kg to 5 kg

Personalidad, características y temperamento
El Pekinés es atrevido hasta la exasperación, porque no es consciente de su tamaño cuando está ante otro perro o incluso una persona. Su fidelidad es una de sus características más marcadas y protegerá cualquier cosa que crea que le pertenece.

Compatibilidad con otros animales
El Pekinés puede adaptarse a perros de cualquier raza. No conoce el miedo y defenderá su terreno frente a los otros perros, a no ser que se hayan criado juntos desde cachorros.

Cuidados
El Pekinés requiere cuidados semanales debido a su pelaje denso y abundante. El pelo necesita cepillados y lavados regulares. Los ojos, los oídos y la zona genital de los machos deben limpiarse una vez a la semana. Las uñas deben mantenerse siempre cortas. El Pekinés no es adecuado para vivir fuera de casa. Es una raza toy y adora la comodidad y el calor del hogar. Necesita regularmente paseos con correa por una superficie dura, aunque no muy largos.

El Pekinés no es un perro faldero, aunque le gusta que le hagas mimos de vez en cuando y se mostrará encantado. Le gustan las personas de todas las edades y será su compañero para toda la vida. Tiene un carácter muy extravertido. Estos perros aman la diversión y los juegos y hay que acostumbrarles a los juguetes desde cachorros. Incluso de adultos, les encanta jugar con juguetes o pelotas en el césped.

Dueño ideal
Al Pekinés le gustan las personas de todo tipo y todas las edades.



< Anterior